mi realidad

La salud después de los 30

ILUSTRACION NATO

El ciclo de la vida dice que: Naces, creces, envejeces y mueres. En algunas personas esa línea de tiempo es más reducida, en otras el envejecimiento se prolonga más. Pero esos son temas que no voy a conversar hoy y la verdad tampoco quiero tratar.

Si se podrán dar cuenta tampoco hable de la etapa de “te reproduces” ya que a estas alturas, esto es opcional. Entonces partiendo de lo básico; naces – ok, creces- ok, envejeces y es acá donde entra mi dilema.

Porque para los jóvenes de 16 a 26 años, uno que tiene más de 30 ya es viejo, y en realidad uno echa un vistazo hacia atrás y si, ya estamos  en la mitad de la vida promedio del ser humano. Ósea con más de 30 uno ya está más allá que acá.

Colon irritable, intolerancia a la lactosa, gastritis, ulceras, dolores lumbares, ciática, pérdida de visión, dolores de cabeza más frecuentes, guayabos más largos, recuperación de gripas más lentas, en fin. Son innumerables las enfermedades que se despiertan después de los 30 y es que uno a los 20 se sentía inmortal, tomaba tres días seguidos, podía hacer ayunos voluntarios de un día o más,  fumaba como loco, se mojaba bajo la lluvia y duraba todo el día con la misma ropa, se ponía al rayo del sol sin bloqueador, en realidad éramos unos desconsiderados con nuestro cuerpo. Recuerdo que mi mamá siempre me decía, “ahora no te importa lo que te pase, pero espérate a que seas más grande y veraz las consecuencias”.

istockphoto-981992606-612x612

Y acá estoy, esperando cita para una endoscopia, llegando de una ultrasonido de abdomen alto, después… esperar los resultados, saber el diagnostico, empezar el tratamiento y continúe con el otro especialista. La vida se resumen en naces, creces, envejeces-te enfermas  y mueres.

No digo que sea el caso de todos, pero me pregunto cómo hacen los que no se enferman o es que yo fui, la que llego tarde a la repartición de defensas y anticuerpos. Bueno hay que aclarar que también tengo un nivel de vida terrible: tomo, fumo, soy sedentaria, tengo sobrepeso, vivo con estrés. En pocas palabras yo me busque mi propio mal.

Después de los resultas, creo que voy  empezar a cambiar mis hábitos. En algún post anterior les había comentado que iba a dejar de fumar, pues ya ha pasado un año y aun no lo dejo, iba a empezar el gimnasio, les cuento que entre , dure 8 meses y me salí:  – soy un desastre.

Pero en realidad si necesito cambiar, vamos a ver si este blog cambia de rumbo y me convierto en  motivadora personal. Lo que si está claro es que debo empezar un cambio en mi vida. VAMOS POR ESO.

images

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: