mi realidad

No nací para ser Rubia.

 de actitud, adentro, adulto, ArteSiempre en los blogs, hay un post que es cursi, fashionista o superficial. De eso se trata esto de escribir, y más cuando estas empezando y estas decidiendo el rumbo que va a dar tu escritura. Aunque para ser sincera, creo que la gran mayoría de mis post, son superficiales y resentidos; jajajajaja… creo que acabo de descubrí que soy una resentida superficial  (:P)

Bueno pero hablando de verdades y descubrimientos, el turno en esta ocasión es para las: RUBIAS!!! . Y no es nada en contra de las rubias naturales, es un tema de las que después de unos años deciden cambiar su aspecto y volverse rubias. –  ¿Eso cuenta cómo superficial? (pregunta mental). Tampoco estoy diciendo que a todas les quede mal. Simplemente yo no nací para ser rubia. Sí es así entonces retiro lo dicho “creo que acabo de descubrí que no soy una resentida superficial” dejémoslo solo en resentida.

Y lo digo por experiencia, porque, no entiendo en que momento de la edad de una mujer asume que debe hacer un cambio extremos en su aspecto físico y toma decisiones como:

actitud, apariencia, atractivoCortarse el pelo (extremo), cambiar de color de cabellos, tatuarse las cejas, o cosas de ese tipo.  Pero cuando va uno a ver, los niveles a los que llegan es como si en ese momento hubieran sido poseídas por el demonio del mal gusto, o su peor enemigo. Por favor si están a punto de hacer algo rotundo y drástico con su apariencia, piénselo muy bien. No quiero que lleguen a sentirse como una completa extraña frente al espejo y que al final les termine pasando como a mí, que paso de un cambio de color y termino en un corte extremos de cabello. Son cosas que pasan pero hay como evitarlas. Haga siempre los cambios progresivamente no todos de una sola.

Con el cabello no hay problema me decían igual crece y el tema del color se puede arreglar. Pero nahhh, no es cierto.

Ahora bien con respecto al rubio en específico es una cuestión de ser y no parecer. Cuando cometí el gravísimo error de querer ser rubia a mitad de cabello (porque no fui capaz de hacerlo en todo el cabello, solo la mitad) era como si la persona que yo miraba todas las mañanas al espejo, fuera otra;  era como mi personalidad oculta y no me sentía cómoda con mirar a una personas extraña pero que a la vez era yo. Es algo extraño de explicar. La cuestión es que no aguante más de 1 mes. Pero si ustedes creen que soy resentida, en ese momento  yo era otra persona (noble, amable, tolerante, sensible) al extremo. No es que no tenga estos sentimientos o virtudes. Solo que los limito y no los expreso. Creo que prefiero tener una imagen de alguien decidido y fuerte, aunque en el fondo sea una sensible de tiempo completo.

adentro, arquitectura, blanco y negroLos cambios, son buenos y nos enseñan a conocer nuestras capacidades, pero por favor cuando se trate de su imagen, asesórese, piénselo, bájese aplicación en donde pueda simular ese cambio. Analice si en el caso remoto que se cambio no le guste, puede llegar a tener solución, si es así hágalo. A veces uno tiene que arriesgarse, pero asumiendo las consecuencia.

Recuerde a decisiones tomas, consecuencias asumidas.

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: