mi realidad

USTEDES NO VENDEN, PERO YO QUIERO COMPRAR.

Hoy quiero decirles la verdad de algo que a muchos como a mi les ha pasado, pues me declaro negada a comprar cosas en línea, ósea enserio eso no es lo mío y les pregunto: ¿Cuántos de ustedes son negados o han tenido una mala experiencia comprando en línea? la verdad es que luego de intentar por más de 4 años me siguen pasando las mismas estupideces y sigo creyendo que una de esas me va a ir bien, he comprado o intentado comprar, ropas, accesorios, pasajes de avión, vitaminas y nada resulta, creo que si compro algo más caro quizás me va mejor.

Con mi primera tarjeta de crédito incursione en el mercado online, y es que lo veía fácil y en realidad no tan costoso, pero fue un desastre, el pedido me llego luego tres meses después, el siguiente me dijeron que el vendedor ya no tenía stock entonces me reembolsaron y el ultimo nunca llego, por más que pelee porque me reembolsaran el dinero; nunca lo hicieron y fue mi primera frustración en este tema.

Hablemos con la verdad las compras en línea son como una ruleta a algunos les va de maravilla y a otros como a mí, nos va de la patada; parece que esta gente tiene un detector de incautos, ingenuos y confiados, que son a los que más les toman del pelo y hacen que uno muestre su peor faceta. Varias veces he dicho, y creo que la persona del call center no tienen la culpa, pero se supone que son la cara o en este caso la voz de la empresa y créanme que por su mala atención, o porque simplemente la persona que esta atrás del teléfono no tiene ni idea de lo que está hablando y se limita a leer lo mismo que dice en las preguntas y respuestas de sus páginas, uno termina explotando con ellos y he visto casos en los que me parece no conocer a la persona que está hablando por la ira que desborda en sus palabras hacia los call center.

No puede ser que en este momento de actualidad en la que nos encontramos uno tenga que vivir un martirio en la web, para comprar un producto y todo porque no quiere irse uno al centro comercial a aguantarse a 10 mil niños corriendo, gritando llorando y a personas que creen que los espacios para transitar con pasarelas, no me jodan, está bien que vayan a vitrinear, pero no obstaculicen el paso… ah y los vendedores que están de mal genio con la vida entera y lo único que quieren es cumplir con su cuota de ventas para que les paguen su comisión. Y nosotros los consumidores en donde quedamos.

Por más veces que me diga que no vuelvo a comprar en línea sé que voy a caer en la tentación y así no me gusten los centros comerciales, se que voy a estar en uno, preguntando por algún producto en los próximos días. Ya no hay nada que hacer o díganme ustedes si saben de otra manera de comprar que sea confiable.?

Y pues como siempre digo: Si no puedes pagar algo, mejor no lo compres y si tienes la plata analiza muy bien tu compra, no vaya a ser que te salgan con reembolso frustrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: